Cuartos traseros de pollo al horno

Receta de cuartos trasero de pollo. Muy rica y si no te pasas con el aceite y te moderas con la cantidad de patatas no considero que sea un plato que no podamos incluir en una dieta sana para la hora de la comida.

Si estas intentando perder peso quizás te interese quitarle la piel que como sabes es donde está la mayor parte de la grasa del pollo pero yo me niego.

INGREDIENTES.

Cantidad Calorías 100gr Hidratos % Proteínas % Grasa %
Cuartos trasero de Pollo 1 px 239 0 27 14
Patatas 1 px 77 17 2 0,1
Ajo 4 dientes 149 33 6 0,5
Pimentón Un poco 282 54 14 13
Sal Un poco 0 0 0 0
Hierbas (tomillo) Al gusto 0 0 0 0
Coñac o vino blanco Chorro 240 2 0 0

PREPARACIÓN.

Calienta el horno a 200º.

En una bandeja de horno utiliza un spray de aceite para obtener una fina capa; si no utilizas spray puedes hacerlo extendiendo un poco de aceite con un papel de cocina. Personalmente recomiendo el spray porque es muy cómodo. Concretamente el tema del aceite es una de las costumbres que tenemos que vigilar, en muchas ocasiones preparamos platos y sobre todo ensaladas que los estropeamos añadiendo aceite en exceso.

Cortamos las patatas a la panadera, es decir, redondas con un algo de grosor y las ponemos en la base de la fuente. Un poquito de sal; una opción buena es usar sal sin sodio; como lo lees… realmente no se que tendrá pero da el pego.

Con respecto al ajo pico un poco muy fino y lo meto debajo de la piel del pollo, siempre se lo he visto hacer a mi madre y le da un sabor muy interesante.

Colocamos los muslos en la bandeja, los demás ajos cortados al gusto, un poco de pimentón y hierbas (tomillo por ejemplo).

Echamos un chorro de coñac o vino blanco. No te preocupes por el alcohol porque se evaporará.

Metemos el pollo en el horno a media altura. El tiempo es algo relativo pues depende mucho del tamaño del pollo así que vigila el color pero aproximadamente son 30 minutos por un lado le das la vuelta (si lo ves muy seco echa otro chorrito de coñac) y lo dejas otros 10 minutos pero siempre vigilando.

Y a comer….

Deja un comentario