Phoskitos caseros ligeros

Si te digo que puedes hacer unos Phoskitos caseros ligeros sin azúcar ni grasas saturadas como te quedas? y ademas tengo que añadir que están cojonudos. Los famosos Phoskitos que a muchos nos han acompañado en nuestra infancia están compuestos por un bizcochito enrollado con una crema y cubiertos por chocolate. En esta receta prescindiremos del azúcar, la base del bizcocho será de avena, la crema la sustituimos por queso fresco batido sin grasa y el chocolate utilizaremos una mezcla de leche vegetal con chocolate de a partir de un 85% de pureza.

El tema del chocolate es fundamental que sea así aunque como veras puede incrementar bastante el precio; en este ejemplo he usado Lindl (11% azucares) pero los hay de otras marcas mas baratas; procura que siempre sea inferior al 15% de azucares.

Por otro lado este snack es infinitamente menos calórico y mas sano que el original pero ten en cuenta que a pesar de esto no podemos comernos de una vez todo el lote que hagamos; es complicado comerse solo uno pero no deberías excederte.

INGREDIENTES:

  • Masa (bizcocho)
  • Relleno
    • Queso fresco batido 0% (250gr.)
    • Edulcorante (una pizca)
  • Cobertura
    • Chocolate (>85% pureza) 100gr.
    • Edulcorante (opcional)
    • leche vegetal (soja) 90 ml

ELABORACIÓN:

Comenzamos por hacer el bizcocho; el propósito es hacer una lamina rectangular estilo masa de hojaldre para posteriormente con el relleno dentro enrollar como un brazo gitano.

En un bol añadimos el huevo, la harina, la almendra, la leche vegetal, sal y edulcorante. Lo batimos todo.

Precalienta el horno a 175º

En otro recipiente monta las claras de huevo para obtener un merengue espumoso, si tienes maña podrás hacerlo con un tenedor pero siempre es mas fácil con unas varillas o batidora con varilla; añade la mezcla anterior y mezclalo con una cuchara cuidadosamente para no perder el aire conseguido al montar las claras.

En una bandeja de horno con papel de cocina extiende la masa de forma rectangular lo mas fina posible (fíjate en las fotos de abajo).

Hornea durante 10 o 12 minutos y luego deja enfriar el bizcocho.

El relleno lo hacemos simplemente con el queso freso batido y el edulcorante; como variantes puedes sustituir el edulcorante por un poco de mermelada de fructosa, concretamente de frambuesa es buena opción.

Extiende el relleno por el bizcocho y a continuación enróllalo como un brazo gitano. Utiliza un plástico tipo film para dejarlo como una morcilla y mételo al frigorífico una hora aproximadamente para que tome cuerpo.

Preparamos la cobertura. Pon un cazo con agua dentro y un bol de cristal dentro para hacer la cobertura al baño maría. Calienta el cazo y mete el chocolate y la leche vegetal junto con un poco de edulcorante (al gusto). Remueve hasta que el chocolate se funda y forme una masa homogénea.

Saca el bizcocho de la nevera y quilate el plástico; haz medallones con el tamaño de un phoskito.

Con la ayuda de una brocha pinta los phoskitos de chocolate y posteriormente déjalos secar (mejor en la nevera). Lo ideal es pintar un lado y dejar secar el chocolate y después el otro lado.

Y tienes un lote de phoskitos impresionantes.

 

Deja un comentario